Síndrome del impostor: El miedo que los emprendedores deben superar

En este artículo, te explicaremos este concepto, sus causas y cómo afecta a algunos emprendedores, además de mencionarte algunas estrategias para superarlo, si así lo necesitas

¿Qué es el síndrome del impostor?

También conocido como el fenómeno del impostor , es un cuadro psicológico que padecen las personas incapaces de sentir sus logros como propios, por lo que sienten un miedo, en diferentes grados, de ser descubiertos y expuestos como un fraude. Dicho de otra forma, sienten que no se encuentran a la altura de sus circunstancias, que no merecen el éxito o el reconocimiento que tienen.

El término se acuñó por primera vez en 1978 cuando dos investigadoras, Suzanne Imes y Pauline Clance, analizaron un grupo de mujeres exitosas que desconfiaban de sus logros y temían ser descubiertas.

Causas del síndrome del impostor

Las personas que sufren este padecimiento psicológico tienden a ser inseguras, por lo que algunas de sus causas se remontan a tratos en la primera infancia y relaciones con sus familiares y congéneres. Entre las causas más comunes, están las siguientes:

  • Autoexigencia . Cuando una persona se exige demasiado y nunca cumple con sus propias expectativas, tiende a sufrir estrés constante y bloqueos mentales.
  • Dinámicas familiares disfuncionales . Si la persona es sometida a tratos denigrantes por no obtener buenas calificaciones o se le compara todo el tiempo con alguien mejor, esta se siente inferior a pesar de lo que haga.
  • Distorsión del éxito y el fracaso. De forma habitual, estos individuos acostumbran a sobredimensionar el éxito y el fracaso, haciendo esfuerzos sobrehumanos por alcanzar sus metas. En este caso, los esfuerzos no suelen compensar.
  • Estereotipos de género. Según que situaciones, las expectativas que se tienen sobre ciertos trabajos que son vinculados mayormente a hombres pueden generar desconfianza en las mujeres.

¿Cómo afecta a la autoestima de un emprendedor?

Este síndrome afecta a los emprendedores de diversas formas, así como a los profesionales que ponen en duda sus logros académicos y laborales. No en vano, se cuestionan constantemente si los productos o servicios que ofrecen están a la altura de las circunstancias. Es decir, a pesar de que tengan éxito, se preguntan si de verdad tal éxito es merecido o solo se ha producido por un golpe de suerte.

Los emprendedores, asimismo, tienden a evitar nuevas alianzas comerciales con otros emprendedores o marcas importantes, ya que no se sienten seguros de si serán capaces de responder a la demanda. Además, sienten miedo a la hora de enfrentarse a la disyuntiva de si es recomendable pedir algún crédito para capitalizar sus emprendimientos.

¿Qué síntomas presentan las personas que padecen el síndrome del impostor?

Las manifestaciones de este síndrome se reflejan tanto en padecimientos físicos como en otros netamente psicológicos. Entre todos ellos, conviene que conozcas los más importantes:

  • Agotamiento, presión elevada y taquicardia.
  • Ser excesivamente perfeccionista.
  • Dudar de las propias capacidades.
  • No ser capaz de evaluar correctamente las habilidades propias.
  • Sabotear el propio éxito de manera consciente o inconsciente.
  • Ponerse metas inalcanzables.
  • Miedo al fracaso que congela y que no permite avanzar.
  • Disminución de la confianza en las propias habilidades.

La relación entre el síndrome del impostor y la procrastinación

La procrastinación, también conocida como posposición o postergación, es el hecho de retrasar tareas, actividades o labores que deben realizarse, sí o sí, reemplazándolos con otros menos relevantes. Esto se produce porque la persona tiene miedo a enfrentar dichas tareas, por temor a fracasar o ejecutarlas de manera deficiente.

El vínculo entre el síndrome del impostor y la procrastinación es evidente, aunque en ocasiones puede darse el primero sin el segundo, y viceversa. El miedo al fracaso y las dudas sobre las propias capacidades tienen a derivar, a la larga, en procrastinación, ya que los emprendedores aplazarán compromisos, nuevas adquisiciones, ampliaciones del rubro, compras y hasta la misma puesta en marcha del negocio.

Así pues, la procrastinación juega en contra de los emprendedores, pues retrasa acciones que deben llevarse a cabo en tiempo y forma. Por ejemplo, la firma de contratos, los pedidos de determinados productos, el lanzamiento de un artículo específico, etcétera. De este modo, los emprendedores pierden oportunidades únicas, inversiones, ofertas y toda clase de beneficios.

Estrategias para superar el síndrome del impostor

Las siguientes técnicas te resultarán muy útiles para sobreponerte a este padecimiento o ayudar a una persona a conseguirlo. Además, te servirán en diferentes contextos y realidades.

1. Céntrate en los hechos

El miedo al fracaso puede estar basado en suposiciones, escenarios ficticios y no en la realidad. Como tal, es importante que te centres en los hechos que han ocurrido y que están pasando en el presente. ¿Has tenido éxito en tu emprendimiento? ¿Las cosas están saliendo cómo las planificaste? Si es así, entonces no hay que temer a lo que se avecina.

2. Expresa tus emociones

En vez de internalizar tus sentimientos y emociones, procura compartirlos con alguien de confianza. De este modo, verás que muchas de estas emociones no se justifican y que solo están en tu mente. Lo mejor es reconocer que las tienes y las entiendes para dejarlas atrás.

3. Reformula tus pensamientos

La manera en que encaras el mundo determina el curso de tus relaciones y cómo te vinculas con el entorno. Como tal, tus pensamientos reflejan tu actitud frente a las cosas que puedes y no puedes controlar. Aunque sea difícil, es recomendable que escuches tus pensamientos con calma e intentes cambiarlos, adoptando una posición más positiva.

4. Aprende de un guía o mentor

Siempre es muy aconsejable obtener ayuda de expertos en el tema, tanto respecto a tu emprendimiento como al síndrome que sufres. Una persona que sepa por lo que estás pasando te ayudará de verdad y te guiará por los pasos necesarios para salir del abismo.

Como ves, el síndrome del impostor no es un padecimiento que deba tomarse a la ligera. Si te sientes identificado con lo mencionado en este artículo, entonces sigue nuestros consejos y busca ayuda para este trastorno psicológico. ¡Lo agradecerás!

Lee el artículo completo accediendo al siguiente link: VER NOTICIA

Publicado en: www.guia14.cl el 15/02/2023 a las 12:00 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *