Pymes: cómo retomar la senda del crecimiento tras los incendios

Desde fines de 2022 ya se sabía que este año sería complejo en términos de crecimiento de la economía, mayor desempleo y un acceso al financiamiento más restringido debido a las altas tasas de interés. Pero lo que no sabíamos era que además el país se vería impactado por incendios catastróficos en buena parte del sur de Chile

Enrique Tenorio, vicepresidente de EFA Empresas de Servicios Financieros A.G. Si bien a nivel agregado en la economía aún no hay cifras precisas, los expertos ya hablan de efectos en sectores como el forestal, agrícola y el turismo. Y análisis preliminares de socios de nuestra asociación gremial que tienen operaciones y oficinas en las zonas afectadas, nos indican que gran cantidad de pequeñas y medianas empresas (pymes) pertenecientes a estos rubos serán impactadas. Es en estos momentos cuando la pyme necesita ayuda para asegurar su continuidad operacional.

Mientras algunas han perdido sus instalaciones, otras han tenido que interrumpir sus operaciones comerciales debido al enorme impacto personal, familiar y emocional que los incendios han tenido en sus colaboradores. Junto con lo anterior, las pymes también enfrentan complejos problemas logísticos, tanto de almacenamiento, movimiento de productos y acceso a suministros, por lo que es muy probable que muchas pymes pierdan sus clientes por algún tiempo, ya sea por la contingencia que éstos deben enfrentar o porque simplemente se trasladarán a otras zonas hasta que la reconstrucción de estas áreas se haga realidad.

En medio de todo esto, es importante destacar al factoring como una herramienta financiera que puede ser muy útil para las empresas, sobre todo considerando que, en Chile, las pymes representan más del 98% de todas las empresas y generan alrededor del 50% del empleo del país. El factoring consiste en la venta de facturas a una empresa de factoring a cambio de un anticipo de dinero. Esta empresa se encarga de cobrar las facturas por cuenta del emisor de la factura. Al vender sus facturas, la empresa obtiene un flujo de efectivo inmediato que puede utilizar para financiar sus operaciones, pagar sus gastos y acometer lo que implica el crecimiento El factoring no solo sirve para salir de una crisis de liquidez, por ejemplo, por atrasos en los pagos sino que también es una herramienta que permite asegurar el crecimiento cuando existe demanda pero el capital de trabajo es escaso. 

Claramente el factoring es un producto muy virtuoso que no puede ser visto solo como la salvación en casos extremos, sino que muy por el contrario es clave a la hora de sustentar el crecimiento. En otros mercados se entiende así y el factoring es el producto estrella del financiamiento de capital de trabajo muy por sobre líneas de crédito u otros. 

Con todo, el volumen de factoring en Chile ha experimentado un crecimiento en torno al 15% anual en los últimos 2 años, retomando los volúmenes prepandemia.

Si bien en estos momentos, la prioridad es brindar apoyo a las familias y personas afectadas por los incendios, asegurándose de que tengan acceso a sus necesidades básicas, no podemos olvidar que las pymes son el corazón de muchas comunidades y es vital que todos colaboremos en la superación de esta crisis. La pandemia ya les dio un golpe certero que muchas de ellas venían recién superando, por lo que el objetivo ahora es que retomen esa senda a la brevedad.

Y para ello, es fundamental proporcionar el financiamiento necesario de modo de asegurar la continuidad operacional de las pymes de las zonas afectadas, junto con brindarles acompañamiento en la planificación financiera camino hacia su recuperación. 

Lee el artículo completo accediendo al siguiente link: VER NOTICIA

Publicado en: www.guia14.cl el 07/03/2023 a las 12:00 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *