¿Es mejor emprender solo o en equipo?

Decidir emprender no es tarea fácil. Muchas son las dudas que surgen, entre ellas si es mejor emprender solo o en equipo. Hay quienes piensan que con ayuda y el apoyo de un equipo el proceso puede ser menos complicado y más llevadero y otros  que, sin embargo, prefieren trabajar solos por los posibles desacuerdos que puedan surgir

Lo cierto es que según el ‘Mapa del Emprendimiento 2021’ de  South Summit, el 60% de las empresas fueron creadas por 2 o 3 fundadores, pero ¿es realmente emprender en equipo la mejor opción?

Para ayudarte a tomar una decisión vamos hacer un análisis de las ventajas y desventajas de emprender solo o en equipo:

Ventajas y desventajas de emprender solo

Los beneficios de emprender solo son diversos, pero nos vamos a centrar en los principales. En primer lugar si decides llevar a cabo un proyecto en solitario tienes total libertad en la toma de decisiones, no necesitas llegar acuerdos con el equipo. Solo tú tienes la potestad de elegir y tomar la mejor decisión según tu punto de vista. Aporta una mayor agilidad. Además eres tu propio jefe, por lo que puedes decidir cuándo y cómo trabajar, que responsabilidades tener o que objetivos proponerte, entre otros. Todo ello esta sumado a la independencia. El funcionamiento de la empresa depende únicamente de ti. No tienes que rendir cuentas a nadie y las ganancias son exclusivas para ti.

En cuanto a las desventajas, las principales son la dificultad de financiación y los tiempos. Todas las tareas importantes y responsabilidades recaen en ti. De manera que la dedicación es mayor. Emprender solo también puede suponer un problema cuando se produzcan inconvenientes. La solución de problemas es mejor entre varios que uno solo, ya que pueden requerir especialistas o conocimientos diferentes a los tuyos.

Ventajas y desventajas de emprender en equipo

Lo mejor de emprender en equipo es la división de tareas y la multitud de ideas. Cada persona cumple un rol, dividendo responsabilidades y siendo más efectivos. Además hay una mayor facilidad de adaptación a las  exigencias de un mercado cambiante. Son más fáciles de cumplir cuando hay varias mentes que piensan y proponen ideas. Además, el problema derivado de la financiación en equipo es más fácil de sufragar, ya que cada uno hace una aportación.

Como en cualquier situación, trabajar en equipo tiene inconvenientes. Al trabajar conjuntamente se depende del resto para lograr los objetivos, algo que puede perjudicar el trabajo de la empresa en general y ser frustrante desde el punto de vista individual. Otro aspecto a tener en cuenta son los desacuerdos que pueden surgir. No siempre se va a estar de acuerdo y eso puede retrasar el crecimiento, ya que la toma de decisiones conlleva más tiempo.

Lee el artículo completo accediendo al siguiente link: VER NOTICIA

Publicado en: www.guia14.cl el 18/04/2023 a las 10:00 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *