Agilidad en el aprendizaje: Las Pymes pueden crecer en escenarios adversos

Carmen Escobar, experta en desarrollar competencias para el éxito en entornos cambiantes y ambiguos, tradujo los dos últimos libros que existen en español sobre agilidad en el aprendizaje, metodología que ayuda a líderes a mejorar su desempeño de forma integral, flexible y rápida

La profesional tiene una extensa trayectoria como empresaria, asesora, docente. Es abogada, máster en Dirección de Personas y gestión del talento en la organización, coach certificada en “Burke Learning Agility Inventory”. Cofundó las empresas Perspectiva Empresarial y Vamos a Vender Más, junto al ingeniero civil industrial y MBA, Damián Campos, “el mago de la pyme”. Ambos se han destacado en el ecosistema de emprendimiento e innovación, por sus relatorías de alto impacto, asesorías y capacitaciones.

Carmen Escobar nos explica este enfoque, esencial para el quehacer de las Pymes.

¿Qué es agilidad del aprendizaje?

Es una metacompetencia, un constructo de comportamientos, actitudes, habilidades, que te posibilitan acceder a otras competencias que te llevan a tomar mejores decisiones en ambientes VUCA, es decir, en escenarios volátiles, inciertos, complejos, ambiguos. 

Esta metacompetencia fue observada y sistematizada, a principios de la década del 2000, por dos investigadores norteamericanos, Michael M. Lombardo y Robert W. Eichinger, que estudiaron a aquellos líderes que frente a escenarios críticos se manejan con éxito, se adaptan rápido y aprenden de la experiencia.

Esto es fundamental para las empresas, porque les permite abordar, desde la experiencia, nuevas situaciones con nuevas soluciones. Nadie en la universidad nos enseñó como afrontar una pandemia o la irrupción de la inteligencia artificial y seguiremos en este mundo VUCA. Entonces la pregunta es ¿lo enfrento como un sufrimiento o lo visualizo como una oportunidad para mi negocio?

¿Es retomar esa capacidad creativa e innovadora que uno tiene?

Presentar ideas innovativas es uno de los 38 comportamientos de esta metodología, que te ayuda a medir y aumentar tu capacidad global. En el mercado existen alternativas que te evalúan sobre que tan frecuentemente desarrollas estos comportamientos en tu lugar de trabajo. Por ejemplo, tu capacidad de experimentar, reflexionar, asumir riesgos, colaborar con otros, innovar, etc.

¿El término agilidad significa que tiene que ser rápido?

Flexibilidad y rapidez fueron las dos primeras variables que observaron los que le pusieron el nombre a la competencia y están profundamente vinculadas a este mundo acelerado. Hay que experimentar, sacar un aprendizaje de lo que salió bien y mal, analizar cómo mejorar o probar con otras cosas nuevas, hasta llegar a la solución que dé resultados positivos.

¿Cómo el dueño o dueña de una Mipyme puede adquirir esa agilidad del aprendizaje? 

Sin necesidad de contratar asesoría, ayudará el hecho que el empresario o empresaria pueda conocer que esto existe, saber cuáles son estos 38 comportamientos, ver cuáles le son naturales y le han servido para salir adelante y comprender cuáles otros abren a más posibilidades de resolución.

El segundo libro que traduje, “Desarrollando Agilidad de Aprendizaje”, de los autores David F. Hoff y W. Warner Burke, contiene ideas de como practicar estos comportamientos para llegar a ser un líder ágil. 

¿Con cuáles pueden empezar?

Hay una dimensión inicial que es la flexibilidad, que es estar abierto a nuevas ideas. Luego hay otra dimensión sobre la rapidez, por ejemplo, hacer las cosas de otras formas para abreviar tiempo. La siguiente es experimentar. Tenemos dos dimensiones que se relacionan con asumir riesgos, desde el punto de vista de relaciones interpersonales y desde el desempeño, es decir, de atreverse con proyectos. También está la dimensión de colaborar, de aprovechar las habilidades mutuas, de formar equipos con profesionales de otras áreas. Otra dimensión tiene que ver con buscar feedback o retroalimentación, que es preguntar a tus clientes cómo lo estás haciendo. Igualmente, hay otra dimensión concerniente a mantenerse 100% al día en tu tema, saber lo que está pasando en el mundo. Finalmente, tenemos la dimensión reflexionar, consistente en esta capacidad de sacar aprendizaje de todo lo que hemos venido trabajando, escuchando, descubriendo, compartiendo, pensando, testeando, equivocando y acertando.

¿Agilidad del aprendizaje es para todos los trabajadores de una Pyme o solo para sus líderes?

El o la líder tiene que ser guaripola de este cambio de mentalidad. Es su deber inspirar y proporcionar la seguridad psicológica al equipo, para que se atreva a hacer algo distinto, cuyos resultados son desconocidos.  Creo que es importante probar cosas nuevas y cuestionar lo que siempre hemos hecho. Es abrirte a la posibilidad de que a lo mejor la idea que te están proponiendo pueda ser buena, así que la ensayamos, la medimos, la mejoramos, la conservamos o la reemplazamos.

¿Qué invitación harías a las Mipymes, emprendedores y emprendedoras a leer el libro?

Creo que hay un tema que hoy día se convierte en nuestra columna vertebral, que es el manifiesto ágil, elaborado en el 2001. Sus principios consagran al cliente en el centro de toda estrategia y acción de la empresa, el aprender siempre de lo que estamos haciendo, el trabajar con producto mínimo viable, el contar con equipos que se organizan con metodologías ágiles para poder avanzar muy rápido, el mostrar el valor agregado al cliente y pedirle el feedback. 

El manifiesto Ágil es algo que las personas que están en las Pymes debieran familiarizarse y entender que la mentalidad de crecimiento, aquella a la que le gustan los desafíos, es la que necesitamos. Porque si vamos siempre con la roca en el estómago, frente a cada problema que se suscita en la vida, lo pasaremos muy mal. Tenemos que salir de la zona de confort, de ir con más optimismo frente a estos cambios, desenvolvernos en este mundo caótico de manera más alegre y buscar las oportunidades. Cuando tienes esa mentalidad, puedes entrar a conocer los comportamientos asociados a la agilidad de aprendizaje y practicarlos de a uno.

¿Dan ustedes esta asesoría?

Lo que estamos ofreciendo es medir la agilidad de aprendizaje, a través de una intervención en que nos juntamos con la empresa, para analizar qué aspectos les causan dolor y cuáles son sus estrategias. Hay sesiones tipo taller para que todas las personas, que están participando de la intervención, puedan entender de qué se trata y por qué es importante hacer este cambio hacia una mentalidad de crecimiento, abierta a los desafíos. Luego se trabaja de manera individual con todas las personas, mediante coaching. 

Lee el artículo completo accediendo al siguiente link: VER NOTICIA

Publicado en: www.guia14.cl el 05/06/2023 a las 10:00 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *